Novedades

El cupo de colaboradores sigue abierto. Se busca gente capacitada para redactar artículos sin cometer faltas y con buen criterio que esté interesada en aportar. Para probar suerte os invitamos a enviar un artículo para cualquiera de nuestras secciones a balonesalarea@hotmail.com

viernes, 8 de abril de 2011

Soñar es gratis

Si la liga no fuera cuestión de dos equipos no me cabe la menor duda que el tercero en discordia seria uno al que le sobran razones para serlo y al que probablemente lo único que ahora mismo le falte sea tener la misma envergadura como entidad que tienen los otros dos aspirantes al título.

El Villareal es ciertamente el principal argumento para creer en que algún día pueda haber vida más allá de Madrid y Barça, pues, con pasos pequeños pero firmes, muestra año tras año credenciales para pensar que podría convertirse con el tiempo en uno de los grandes clubes de Europa.

La principal razón de esto es su fútbol. El juego desplegado por sus contrincantes en el torneo doméstico es en casi nada envidiable al suyo, algo que deja entrever la buena salud de la que goza el equipo castellonense. Con la liga ya prácticamente decidida y sin poder aspirar a más que clasificarse para la máxima competición internacional a nivel de club (que no es poco), el Vila pelea ahora por darle el relevo al Atlético de Madrid como campeón de la UEFA Europa League y lo cierto es que, visto lo visto, está en presentando su candidatura de forma excelente.


Al Villareal el fútbol europeo le debe una. Atrás queda ya ese penalti fallado por Juan Román Riquelme en el último suspiro de las semifinales de la Champions del 2005, una eliminatoria que tuvo un injusto vencedor. El Arsenal apeó al equipo amarillo de la competición defendiendo su ventaja por la mínima de la ida de forma descarada desde el primer minuto y dio al traste con la ilusión por jugar la final de París de una grada que vio aquella noche a un equipo volcado por y para el fútbol y que mereció el premio del gol pero que no lo obtuvo. Eran otros tiempos. Este equipo es ahora otro, es un equipo más compensado con hombres muy importantes como el italiano Giusseppe Rossi, un reciente campeón del mundo como es Santi Cazorla, una promesa brasileña más que consagrada como Nilmar o un director de orquesta con un guante en el pie como Borja Valero. Este Villareal promete. Y promete alegrías más allá de buenos papeles en liga o competición europea, tiene hambre de títulos.

Quien viera la exhibición del partido de ida contra el Twente pudo comprobar que este Villareal tiene las ideas muy claras. Destacó por su orden y verticalidad volcando todo su juego a las bandas para después conectar con una de las parejas de goleadores más interesantes que se han formado ultimamente en el mundo del fútbol. Rossi destaca por su visión de juego y por hacer jugar a los demás mientras que Nilmar tiene el gol entre ceja y ceja y sabe disparar de manera magistral. No hay que perder de vista tampoco al tercer delantero del equipo, Marco Ruben, un chaval que viene progresando adecuadamente y en el que Juan Carlos Garrido ha depositado mucha confianza durante esta temporada. Por supuesto, el chaval ha sabido devolverle esa confianza en forma de goles, algunos muy importantes, como el que anotó en San Mamés ante el Athletic Club de Bilbao.

Ejemplos como este último son fruto del buen hacer de los profesionales que trabajan en el club y están al cargo de las secciones inferiores. A día de hoy, la consistencia de esa cantera es uno de lo valores más importantes que tienen. Es una de las mejores del panorama nacional, está hecha por supuesto a golpe de talonario y esto es debido a que ha sido una de las mayores obsesiones del máximo mandatario desde que llegase a Castellón para hacerse con las riendas. La apuesta le salió bien y ahora pertenece, junto al F.C Barcelona, a ese selecto grupo de equipos que pueden decir que tienen su primer filial en la Liga Adelante. Y no sólo es que esté ahí, sino que las jóvenes promesas están realizando una campaña espectacular a cargo de un viejo conocido aquí en Cádiz como es Javi Gracia, al cual le mandamos un afectivo saludo desde este humilde blog.

En definitiva, mimbres. Mimbres para pensar que este club va por buen camino y que pueda ser capaz de hacer frente al birreinato existente en los últimos cinco o seis años. Ojalá se apunte alguno más al carro y podamos ver una competición más abierta y con alternativas. Sería señal de que el nivel es algo más parejo y eso siempre beneficiará a nuestro fútbol y por supuesto, al espectáculo.


Miguel Ángel Utrillas


¡Visita ahora nuestro foro!

sin título, a ver si va ahora