Novedades

El cupo de colaboradores sigue abierto. Se busca gente capacitada para redactar artículos sin cometer faltas y con buen criterio que esté interesada en aportar. Para probar suerte os invitamos a enviar un artículo para cualquiera de nuestras secciones a balonesalarea@hotmail.com

lunes, 12 de marzo de 2012

El fin hará olvidar los medios

Nueve partidos restan por jugar para terminar la temporada regular antes de los play-off de ascenso y este Cádiz de Quique Pina parece estar destinado a lo mejor. Siete son ya los puntos que lo separan de sus rivales más inmediatos, en los cuales el equipo amarillo no encuentra oposición ni en forma de puntos en la clasificación ni en forma de juego en los partidos disputados contra los mismos.

Este Cádiz va como un tiro. Y si bien responde clasificatoriamente, quizá no lo haya hecho de la misma manera en lo que a juego se refiere en las dos últimas jornadas. La pasada semana no se pasó del empate en Écija, un encuentro muy bien disputado por el rival, con ocasiones para haberse movido el marcador y que fue criticado hasta por el propio entrenador, Jose González, el cual no se encontraba para nada satisfecho con el juego desplegado. Y esta jornada, ya en el Ramón de Carranza, se consiguió batir al Roquetas con más efectividad que buen hacer, todo gracias a un gol en los últimos minutos del capitán Pedro Baquero, que precisamente cumplía 50 encuentros vistiendo la camiseta amarilla.


El quid de la cuestión es: ¿Suficiente? ¿Basta con sumar sin importar el no realizar un buen juego? En mi opinión, sí. Goles son amores, y cualquier cadista firmaría ver a su equipo el año que viene en Segunda jugando fatal este. Seamos prácticos, lo importante para la afición, para el club y para la ciudad es sin duda superar el objetivo marcado. Y está más que claro que este va en camino. El Cádiz lleva una media inglesa perfecta en el último mes y amplía poco a poco la ventaja con respecto a sus perseguidores. Esto quiere decir que el objetivo prioritario y fundamental, ganar la liga, es cada vez más real.

Muchos aficionados, sin embargo, son escépticos y tienden a alarmarse al echar la vista a ese más que hipotético play-off de ascenso directo contra uno de los líderes de otro grupo. Hay gente que cree firmemente que el equipo no está preparado para dicho envite y que, visto el juego en las dos últimas jornadas, este deja mucho que desear con respecto a las garantías que pueda ofrecer el equipo de cara a superar ese último escalón para ascender de categoría.

Hay que tener paciencia. No se debe dudar de un Cádiz que esta temporada ha demostrado de todo. Sobreponerse a goles en contra, superar a los rivales potentes del grupo, aguantar críticas innecesarias hacia jugadores y entrenador... Tiene madera de equipo campeón y en los resultados se ve reflejado, a pesar de que pueda tener malas rachas. Benditas malas rachas que también traen victorias. Hay que confiar en jugadores que están dando mucho y de los que hay que destacar su gran profesionalidad.

En resumidas cuentas, ¿de qué sirve preocuparse por rachas o por juego si el horizonte se va vislumbrando? ¿De qué sirve criticar o cuestionar la entrega de los jugadores si la pelota entra y se suman puntos? ¿Para qué queremos un líder que entusiasme? Que el mundo esté tranquilo que este Cádiz apunta alto. ¡A por ellos!


Miguel Ángel Utrillas

¡Visita ahora nuestro foro!

sin título, a ver si va ahora